II. Medea

En el año 1945, estación Tormenta era un sitio muy peligroso para estar. A pesar de los carteles mostrando a un chico melancólico y sonriente en el andén, la gente caía por montones a las vías, o esa era la versión oficial. Un siglo antes, hubo un invierno en el que cien madres desesperadas aventaron a sus hijos contra el tren y la noticia salió en todos los periódicos del mundo.

Pero en 1995, Medea entró a la estación después de terapia. No era una casualidad que estación Tormenta estuviera a tres cuadras del consultorio de su psicoanalista.

Medea se acostó en una banca al extremo del andén para tener un poco de espacio. En las horas pico se respira hostilidad. La gente se multiplica y acumula y ella no soporta la invasión física. Medea recostada piensa en la sesión del día, en las ganas inmensas de ser dada de alta. A Medea le leyeron su destino desde pequeña: vas a ser una mujer trágica. ¿Por qué? ¿Por qué tendría que ser así? ¿Por el nombre? ¿Por mi historia? ¿Está en los genes? Ella no tuvo esposo para no seguirlo, para no perderlo; no tuvo hijos para no matarlos; al espejo siempre le dijo “encuentra algo bello” y cultivó con silencio la parte más incomunicable para sí. Sólo le preocupaba la locura parda que arañaba las puertas de su mente algunos días pidiendo un poco de atención y alimento. Y estaba en esa preocupación cuando entró al andén una mujer vestida de rosa cuyos ojos calculaban un abismo. A pesar de la hora pico, la gente se hizo a un lado para dejarla pasar. No sé qué decidió mi yo. No sé qué decidió mi yo. No sé qué decidió mi yo, repetía la señora.

Medea se incorporó para verla, los demás se acercaron a la orilla del andén esperando quedar frente a una puerta. Medea imaginó que la mujer se tiraba a las vías y se desmembraba como la corola de una flor, pero no fue así. La mujer, que no dejaba de repetir no sé qué decidió mi yo subió al tren. Era una mujer sin persona, sólo una ola creciente.

Mónica Flores Lobato

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s