Héroes por un día

La semana pasada presencié una situación que me dejó mal y con culpa. Un joven adolescente intervino en una discusión de manera poco común. Mientras dos muchachos mayores que él discutían sobre un dinero –que si uno se lo debía al otro, que si pensaba dárselo y que si no, etc–, el muchachito del uniforme de secundaria decidió atacar al (aparente) agresor para salvar al (aparente) agredido.

Cabe mencionar que, en la parada del camión, más de cinco personas observábamos la discusión antes del incidente, sin decir nada. Yo, con mi heredero en brazos, me debatía entre opinar o no, pues, fuera de los empujones y manotazos, no parecían hacerse daño entre ellos. Trataba de descifrar los gestos del joven agredido para captar alguna solicitud de ayuda, pero nada. Desde lejos la escena se percibía diferente, o eso creo.

El joven héroe creyó que presenciaba un asalto. Indignado por la indiferencia de los demás espectadores, tomó una gran piedra y la dejó caer sobre la cabeza del agresor, no sin antes (en milésimas de segundo) voltear a vernos con cara de asco y desprecio. Agredido y agresor, desconcertados, alegaron inocencia: “¿qué te pasa, idiota?”, exclamó el primero, “no es un asalto, pendejo, me debe dinero”, sentenció el segundo mientras trataba de contener la sangre con sus manos. El joven no supo dónde ocultar su vergüenza. El ya-no-agredido entregó un billete de cien pesos a su ya-no-agresor y huyó de la escena. “¿Y ahora qué vas a hacer?”, preguntó el ya-no-agresor, “¿te descalabro a ti también o qué?” y el joven adolescente, con la mirada en el suelo, contestó que sí. En cuanto el ya-no-agresor tomó la piedra entonces sí intervine pidiéndole que no lo hiciera. Escuché a una mujer que gritó “¡déjalo que le pegue!, ¡o llámale a la policía para que se lo lleven!” y yo no pude decir más que “él sólo quería ayudar”.  Un señor sugirió que fueran a la cruz roja y que el adolescente pagara los daños. No me quedé a presenciar la conclusión, mi camión hacía parada y mis opciones eran subir con culpa o quedarme, sin poder hacer nada por el chico, y esperar media hora más a que pasara otro camión.

El primer resultado de Google al buscar la definición de la palabra héroe cita Persona que se distingue por haber realizado una hazaña extraordinaria, especialmente si requiere mucho valor. Sin embargo, si esta hazaña le sale mal, se vuelve entonces un personaje carente de perfección, poseedor de las virtudes y defectos comunes en una persona normal. Un antihéroe. Véase el ejemplo de Hancock, un hombre con poderes sobrehumanos que en cada intento por hacer una buena obra, termina por destruir media ciudad.

Diario espero en el mismo lugar para ir a casa. Me toca ver en la pared la mancha marrón de la sangre que dejó el joven herido y no puedo evitar preguntarme si debí hacer más, si debí intervenir desde el momento en que mi Hancock adolescente se acercó con la piedra (no reaccioné a tiempo), o si debí quedarme y asegurarme de que llegara con bien a su casa; porque sí, mi preocupación siempre fue él y no el joven herido. Me preocupaba –y me preocupa– su bondad malinterpretada, su heroísmo imprudente, pero sobre todo la pérdida de su fe en los adultos.

Pero no hice nada. Y desearía tener un poco de la valentía de ese muchacho. Porque en tiempos como los de ahora todos deberíamos ser héroes, debería preocuparnos lo que sucede alrededor nuestro, tendríamos que preguntarnos si podemos hacer algo por el otro. Aunque esto signifique recibir pedradas de regreso, aunque en ello se nos vaya el juicio y la caguemos. Porque como dijo Bowie: we can be (anti) heroes just for one day.

Abby García

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s