Fecha

La primera vez que me preguntaste la fecha pensé que hacía demasiado calor como para que tuvieras dos blusas encima. Quisiste saber cómo iba con mi vida y te dije que bien, sin más detalles, porque nunca sé cómo contestar a eso.

La segunda vez que me preguntaste la fecha pensé que había sido una distracción, así que te expliqué las actividades de los días anteriores para que no hubiera lugar a dudas. Platicamos del almuerzo de la semana pasada y de que mi tío te llevó al banco para que pudieras cobrar la pensión.

La tercera vez, empecé a sentirme nerviosa. Preguntabas como quien lo hace por primera vez en la historia de la humanidad y tu semblante reflejó una sorpresa que me llenó de miedo cuando te dije que era trece. Trece de enero.

Intentando disimular te hablé sobre otras cosas, lancé interrogaciones acerca de cómo iba el negocio y qué tan bien te habías sentido en los últimos días. Tú me explicaste que el cuerpo te fallaba y que el hombro estaba que no lo podías aguantar. También me dijiste que los negocios iban flojos, que a estas alturas nadie te había pagado, y entonces preguntaste “¿Qué fecha es hoy?”.

Te miré lo más cerca que puede mirarse a alguien mientras revisabas en tu libreta un dato que (qué curioso) ya no recuerdo cuál era. Miré el reloj, era momento de irme. Te di besos deseperados y te dije que regresaba el miércoles para conversar.

Tú quisiste saber cuánto faltaba para el miércoles así que  preguntaste: ¿qué fecha es hoy?

 

Lolbé González Arceo

Advertisements

One thought on “Fecha

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s